Ficha técnica:

Nombre: el conjuro o Las brujas

Autor: Francisco de Goya y Lucientes

Periodo de ejecución: 1789

Medidas: 42 X 30 cm.

Localización: museo Lázaro Galdiano

Descripción:

Es un óleo sobre lienzo,  observamos un grupo de brujas vestidas de negro y encapuchadas, con lechuzas sobrevolando sus cabezas y pequeñas figurillas de madera en las manos, las cuales podrían ser usadas en las actividades de magia, en el primer plano apreciamos la figura de un hombre vestido con una túnica blanca, arrodillado, que mira con espanto al grupo de brujas encabezado por una bruja vestida con una túnica amarilla, que podría ser la reina de las brujas, el resto de las brujas realizan diversas acciones, la más vieja, sobre la que se posa una lechuza, lleva un cesto con niños que han sido robados de sus casas. Junto a ella otra bruja, con manto blanco, lee el conjuro alumbrada por una vela. A su lado otra bruja clava un alfiler o aguja en el espinazo de un feto para chupar la sangre, mientras dos murciélagos se agarran a su manto. Su compañera alumbra con una vela de aceite al pobre hombre aterrorizado. Desde la oscuridad del cielo emerge una figura con largos huesos en sus manos, que creemos poder identificar con el diablo. Vemos que es una imagen muy tétrica gracias a un fondo tenebroso y la luz lunar. Las figuras se encuentran en el centro de la composición. Apreciamos que Goya una pincelada rápida adaptándose,  a sus Pinturas Negras.

Otra lectura del cuadro es la siguiente, el protagonista al que han sacado de la cama, esta arrodillado en pleno campo y de noche, víctima del rito que le imponen unos sospechosos sacerdotes con hábito y deformes cubrecabezas, por encima de los cuales resoplan demonios volantes. Estas figuras se podrían interpretar de otro modo como las alucinaciones que amenazan al endemoniado, inútilmente postrado en oración en un intento de liberarse.

Contenido:

Podríamos interpretar que Goya quiere representar a un grupo de brujas que busca llevar al aquelarre a un pobre hombre de camisa blanca que es atormentado por la reina de las brujas.

El efecto dramático de esta composición se potencia por la manera en la que Goya ha empleado el color: a partir de una capa de pintura negra, que puede ocupar la totalidad del lienzo, aplica los colores para ir consiguiendo las zonas de luz reservando el negro del fondo.

Este óleo pertenece a la etapa de madurez del artista. Pertenece a la serie asuntos de brujas.

Dentro de la serie esta obra se relaciona con el aquelarre, “brujos por el aire” y “la cocina de las brujas” por representar conciliábulos y rituales nocturnos de espíritus demoníacos extraídos de las creencias populares; por su contenido se apartan de “Don Juan y el convidado de piedra” y “La lámpara del diablo”, que hacen referencia a dramas teatrales del escritor Antonio Zamora y tienen por tanto un origen mas docto y a modo de cita concreta.

Finalidad:

No es importante comentarla.

Autor y estilo:

El autor es Francisco de Goya y Lucientes, es considerado el padre del arte moderno. Autor muy versátil, Sus obras incluyen, entre otros, grabados, retratos, frescos, caricaturas, tapices, etc.

El estilo de Goya es un estilo muy particular y muy personal que va evolucionando a lo largo de la vida del autor, a lo largo de su vida, Goya atraviesa varias etapas que marcan su estilo.

Dentro de su estilo cabe destacar que la composición de sus cuadros es muy novedosa. Las figuras suelen aparecer descentradas, tal desequilibrio es una muestra de la mayor modernidad compositiva.

 *Comentario realizado por Alida Aineto Torguet.

Anuncios